Sobre desafíos de la industria: ECOMETALES EXPONE A DIRECTIVOS DE SERNAGEOMIN

  • Producir cobre “verde” a costos bajos implica desarrollar una minería que se base en el conocimiento y la innovación, afirmó Iván Valenzuela.
22 noviembre, 2017
Mario Pereira, Director Nacional de Sernageomin e Iván Valenzuela.

Santiago, 9 de noviembre 2017. Una exposición sobre los proyectos tecnológicos que podrían impactar en la innovación de los procesos mineros productivos realizó el gerente general de EcoMetales, Iván Valenzuela, ante los directivos y profesionales del Servicio Nacional de Geología y Minería, Sernageomin.

Invitado por el organismo, Valenzuela abordó a los desafíos de Chile como el mayor país productor de cobre a nivel mundial y poseedor del 29% de las reservas de cobre del planeta.

Sostuvo que la década dorada de los ‘90, en que el país casi quintuplicó su producción de cobre es irrepetible: “Minerales cada vez más difíciles de extraer, de menores leyes, sumado a las restricciones en el uso del agua, la energía y el territorio, junto a mayores demandas medioambientales, comunitarias y económicas, entre otros, conforman un escenario que hace imposible pensar en mega producciones como las de hace 20 años”, señaló.

Destacó además que la demanda por cobre se mantendrá, asociada al reemplazo de los combustibles fósiles por energías renovables y a la expansión de la energía eléctrica.

En este contexto, agregó, el desafío de producir cobre “verde” a costos bajos implica desarrollar una minería que se base en el conocimiento y la innovación. Chile debe apostar a hacer del cobre una palanca para el avance tecnológico y la diversificación productiva, aprovechando las oportunidades que hoy se presentan”, concluyó. En la medida en que los recursos son más difíciles de explotar, indicó Valenzuela, la creciente demanda y altos precios promoverán la sustitución y el reciclaje.

Un cambio de visión

Para Valenzuela, el cambio de paradigma en la industria minera traerá consigo cambios en la institucionalidad y el desarrollo de innovaciones que se hagan cargo de los desafíos.

Un buen ejemplo, es lo que ocurrirá con los tranques de relaves. “Hasta aquí, han sido vistos como enormes pasivos ambientales, pero hoy sabemos que son los yacimientos del futuro, y que el desarrollo tecnológico permitirá recuperar el enorme valor existente en estos residuos mineros”.

En ese sentido, señaló que el rol de Sernageomin, por ejemplo, podría ampliarse de ser un ente fiscalizador de estos depósitos, para impulsar la explotación segura de estas gigantescas reservas.