Recuperación de elementos de valor desde depósitos de relaves

Ecometales y la empresa de ingeniería JRI  ejecutarán proyecto para generar una metodología  que posibilite recuperar valor de los relaves mineros. El proyecto  considera  3 líneas de desarrollo:

  • Desarrollo tecnológico para la caracterización representativa de relaves;
  • Pruebas experimentales para la recuperación de elementos de valor y caracterización de productos y residuos;
  • Validación de prototipo para la recuperación de elementos de valor desde relaves.

La investigación tendrá a la base  la identificación de los metales menores que la Unión Europea incluyó en su lista de 20 materias primas críticas debido a su escasez o  dificultades  de acceso.

El proyecto obtuvo $1.000 millones  de financiamiento otorgados por Corfo y se inscribe  en el programa nacional de Minería Alta Ley que impulsan Corfo y Fundación Chile.

ECL y JRI aspiran a generar una guía metodológica que quedará disponible para que otros actores puedan recuperar valor desde relaves mineros, disminuyendo así costos y otras barreras de entrada para este tipo de iniciativas.

El entregable principal será una metodología genérica que describa y explique los pasos a seguir para evaluar económicamente proyectos de esta naturaleza.

Además, se entregará un esquema de proceso genérico para tratamiento de relaves tipo, validado con pruebas de laboratorio, que permita seleccionar operaciones unitarias dependiendo de las características físicas del relave y la presencia de elementos de valor que se deseen recuperar (Cu, Fe, Mo y elementos estratégicos como tierras raras y otros).

La corroboración de los resultados de las pruebas de laboratorio, generará información necesaria para soportar la continuación de pruebas piloto que permitan un escalamiento industrial para quién resulte interesado.

Actualmente, se estima que la industria del cobre genera 530 millones de toneladas anuales de relaves,  residuo minero masivo compuesto de agua, elementos no tóxicos, ricos en minerales. Sólo entre 2001 y 2011, la minería chilena generó más de 2 mil millones de toneladas de relaves. Sernageomin ha catastrado 718 depósitos de relaves en el país que  presentan concentraciones[1] económicamente interesantes de varios elementos como hierro, aluminio, plomo, selenio, telurio, tungsteno, renio y tierras raras, entre otros.